Posted by on 22 Jul, 2015 in bienestar, cuerpo, organismo, salud | 0 comentarios

¿Qué es la alcalinidad y por qué es importante una dieta alcalina?

La alcalinidad, también referida como nivel de pH, se determina por la concentración de iones en sustancias como el agua, la sangre o la comida. En una escala del 1 al 14, un nivel de pH de 7 se considera neutral, por debajo de 7 es tirando a ácido y por encima de 7 es alcalino.

Nuestras funciones corporales funcionan mejor cuando nuestro pH es ligeramente alcalino. Sin embargo, muchos de nuestros procesos naturales, tales como la digestión,producen residuos ácidos. También el hecho de realizar ejercicio hace que produzcamos ácido láctico y dióxido de carbono. Los niveles de pH están en continuo cambio: los ácidos se están produciendo y neutralizando constantemente. Este proceso de neutralización se conoce como alcalinización. Una buena dieta y algún suplemento son la manera más eficaz de reducir este exceso de ácido.

Una dieta alcalina es la clave para una vitalidad óptima ya que mantiene nuestros tejidos elásticos y reduce cualquier tipo de inflamación, que suelen ser las responsables de distintas enfermedades como la artritis, la fibromialgia, trastornos del intestino irritable e incluso cáncer. Alcalinizar el cuerpo también construye y fortalece los huesos, lo que reduce el riesgo de osteoporosis.

Diez maneras de alcalinizar tu dieta

Todo lo que comemos tiene un fuerte impacto en nuestro cuerpo y en nuestra mente, afectando en mayor o menor cantidad en distintos aspectos de la salud que van desde los huesos hasta el sueño, pasando por el funcionamiento de cada una de las partes y sistemas del cuerpo.

  • Comer cinco veces fruta o verdura al día
  • Exprimir un limón o lima en tu agua
  • Aderezar la ensalada con vinagre de manzana
  • Cambia el café por el té verde
  • Dos veces a la semana, sustituye una comida de proteína animal por verduras
  • Reduce el consumo de azúcar y las bebidas gaseosas
  • Reduce el consumo de carbohidratos refinados
  • Aumenta el consumo de vitamina C
  • Incorpora vegetales marinos a tu dieta
  • Lleva un control de tu nivel de pH

Algunos alimentos que son buenos para nuestro objetivo son zumos vegetales, vegetales de hoja, pepino, limón o melón, entre otros. Por otro lado, deberíamos evitar en medida de lo posible azúcares procesados, carne convencional, café, alcohol y bebidas refrescantes azucaradas.

Beneficios de la alcalinidad

Mantener un correcto nivel de alcalinidad en nuestro cuerpo nos va a portar una serie de efectos positivos que se van a notar de forma gradual a partir de la aplicación de la dieta.

  • Conseguirás una piel más elástica y con aspecto más joven
  • Dormirás más y mejor
  • Aumento considerable de energía física
  • Serás menos propenso a sufrir resfriados, dolores de cabeza y gripes
  • Mejor digestión de alimentos
  • Disminución de artritis
  • Disminución de osteoporosis
  • Aumento de la capacidad y alerta mental

 

Lo que hemos de tener claro es que un cuerpo ácido no es un cuerpo sano. Mantenerse en un estado ácido nos pone en riesgo de todo tipo de enfermedades crónicas, aumento de peso e incluso reducción de años de vida.

Mantener un cuerpo en equilibrio y en óptimo funcionamiento depende completamente en nuestra dieta. Una dieta alcalina puede aumentar la energía, ayudar a dormir mejor, retardar el envejecimiento, proteger contra el cáncer y mantener una mente ágil. Una dieta en el que el 70-80% de los alimentos sean alcalinos hace que mejores de forma drástica tu calidad de vida.

Para nosotros, tu salud ha sido, es y será lo primero. En Salud Euskadi ofrecemos todo tipo de terapias alternativas que tocan distintos aspectos de la salud. Nuestro centro de salud en Bilbao te brinda la oportunidad de descubrir cómo sanar enfermedades a través de hidroterapia de colon, homeopatía, medicina cuántica, recuperador electrónico y mucho más.